top of page

El Athletic Club deja KO al Barça de la Copa

El Athletic aniquiló los sueños del Barça en la Copa del Rey. Guruzeta abrió la lata, Lewandowski y Lamine remontaron el duelo y Sancet lo empató. Los azulgranas desaprovecharon un par de ocasiones de oro y, en la prórroga, los vascos se impusieron con los tantos de los hermanos Williams. Otro titulo que se escapa de las manos a los culés.

 

Xavi Hernández puso toda la carne en el asador. No reservó nada el egarense, demostrando que la Copa del Rey no es ningún título inferior. El entrenador dio entrada a Christensen en el once, ya recuperado de sus molestias. Arriba, el trio Lamine-Lewandowski-Ferran se consolidó para las grandes ocasiones.


Los leones golpearon primero cuando todavía muchos aficionados no habían ni encendido el televisor. A los 36 segundos, Guruzeta cazó un rechazo dentro del área y mandó el balón al fondo de la red, haciendo rugir la animada grada bilbaína. Los contratiempos siguieron para los azulgranas. Balde se lesionó en el minuto 20 y, en su lugar, entró el joven Héctor Fort. 


Pero, cuando todo parecía cuesta arriba, un mal control de Pedri dentro del área terminó en las botas del máximo goleador culé, Robert Lewandowski, quien superó a Agirrezabala en el 26’. El Barça había subido una marcha y el Athletic lo estaba pagando caro. 6 minutos después, Lamine Yamal se disfrazó de Arjen Robben para desempatar el duelo. El canterano cogió el balón en la banda derecha, tiró hacia dentro como una bala y se sacó un zurdazo para batir al guardameta por el segundo palo. Un auténtico golazo. 



Tras el descanso, el Athletic volvió a igualar la eliminatoria. Sancet ganó la espalda de De Jong dentro del área pequeña y remató al fondo de la red el magnífico centro de Nico Williams. El marcador se pudo mover más en los noventa reglamentarios, pero Lamine Yamal, que realizó un gran partido, no estuvo acertado. Primero, falló una vaselina delante del portero y, sobre la bocina, elevó en exceso un remate a puerta vacía tras regatearse a Agirrezabala.


En la prórroga, el Barça salió poco ambicioso y los cambios no dieron un buen resultado. Iñaki Williams aprovechó una perdida de Sergi Roberto para anotar el 3-2 tras un remate al palo. El guineano remontaba el partido y su hermano Nico agravó la pesadilla culé con un golazo por la escuadra que sentenciaba el partido. El equipo dejó caer otro título esta temporada.

Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS