top of page

El Barça cree que tendrá disponibles a todos sus jugadores al 100 % para el próximo partido

Los azulgrana se vieron obligados a suspender el enfrentamiento contra la Juventus de Turín a consecuencia de una gastroenteritis vírica.



El FC Barcelona ha activado de inmediato un protocolo para evitar que el virus se disperse aún más y obligue a diferir más partidos de la gira por Estados Unidos. Los miembros de la expedición blaugrana contagiados ya están aislados y siguiendo una dieta distinta al resto.


El brote que habría afectado a gran parte del primer equipo del Barça desplazados a tierras americanas se ha podido estabilizar sin ningún problema a lo largo del sábado y después del gran caos de las últimas horas que forzó a cancelar el encuentro contra los de Massimiliano Allegri solo se sumó un caso más a los afectados que ya habían previamente.


Todo precaución es muy importante ya que el conjunto de Xavi Hernández necesita rodaje para llegar en condiciones óptimas para el inicio de la temporada 23/24 y no se puede permitir este tipo de infortunios ni suspender más partidos de preparación del curso que se presenta.


Una vez tomadas todas las medidas oportunas por parte de los servicios médicos y después de haberse vivido una jornada tan tensa, la disciplina culé mantiene la ruta de entrenamientos y Balde atenderá mañana a los medios de comunicación.


Desde el club informaron que los futbolistas que no habían contraído el virus estomacal realizaron este sábado una sesión en el gimnasio del hotel de concentración. Los técnicos aprovecharon el descanso, tal como estaba previsto en la agenda semanal, para llevar a cabo algunas modificaciones en su planificación para adatar las cargas pertinentes y prevenir futuras lesiones.


La anulación del duelo contra los italianos habría supuesto un descalabro en las arcas del club, ya que dejar de ingresar entre dos y tres millones de euros que ya estaban presupuestados es un palo duro a nivel económico. Por eso el Barça intentó aplazar el encuentro un día, pero no fue posible.


Ante todo, el Barça quiere mantener la normalidad y jugar el partido del próximo miércoles frente al conjunto dirigido por Mikel Arteta, entre otros factores, para poder minimizar los efectos negativos de la recaudación de la gira. La escuadra azulgrana ya ha lanzado un comunicado asegurando que se jugará y que se espera que la situación mejore mucho más en los próximos días.


El conjunto turinés aprovechó para efectuar un entrenamiento en el estadio a la hora del partido. El club por redes sociales publicó un mensaje de ánimo para toda la plantilla culé y les deseó una pronta recuperación, bonito detalle de la Juventus que estuvo en continuo contacto con los dirigentes azulgranas en todo momento.


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page