top of page

El Barça Atlètic perdona y lo termina pagando

El filial azulgrana sufre un traspié en el Estadi Johan Cruyff contra la SD Logroñés tras no sentenciar el partido a tiempo y encajar en los minutos finales.


Nuevo pinchazo del Barça Atlètic en casa después de un buen comienzo de partido, pero que termina en empate. Los pupilos de Rafa Márquez saltaron al césped decididos a llevarse los tres puntos en esta contienda. De hecho, un vendaval de oportunidades en los primeros compases culminó con un tanto de Pau Víctor al cuarto de hora de juego. Bernal intentó un chut raso y flojo que recogió el de Sant Cugat para mandar el esférico al fondo de la red.


Luego, el juego de los locales fue bueno, pero no conseguían hurgar en la herida del rival porque su defensa era muy tupida. De hecho, Aitor Larrazabal alineó un 5-4-1 a fin de dificultar las internadas del Barça Atlètic, a la vez de lucharle el dominio de la posesión a los jóvenes. Mientras, Jordi Escobar se hallaba en la punta de ataque para aprovechar los balones que le llegaban. 


Cosa que acabó sucediendo. Primero antes del descanso, puesto que el cuadro catalán terminó pidiendo la hora ante una Sociedad Deportiva Logroñés volcada en ataque. Luego, sellando el 1-1 en la recta final del encuentro.


Tras la reanudación, la entrada de Noah Darvich dio un aire distinto a los suyos, que estaban obligados a transitar rápido si querían desarticular la zaga que escoltaba la portería defendida por Ander Iru. El alemán contribuyó en las ofensivas blaugranas mediante cambios de orientación, conducciones y filtrar pases al espacio. Otro que también entró en el descanso fue el fichaje de invierno Naim García, que se vistió de corto por primera vez en su nueva casa.


Las oportunidades se sucedieron en ambas porterías y finalmente Jordi Escobar puso las tablas en el 86’. En efecto, se volvía a cumplir la ley del ex –ya sucedió en la ida–. El austríaco Schmerböck condujo con la zurda hasta que ganó línea de fondo y centró con la otra pierna para asistir al 9, quien de primeras la mandó a guardar por la escuadra. Por último, Naim desaprovechó un centro de Pau Víctor en la última jugada.



Con esto, el filial del Barcelona suma un punto que sabe a poco y encaja un gol por tercera vez consecutiva. Por lo tanto, la visita del próximo domingo a la Nova Creu Alta se presupone vital de cara a las aspiraciones para hacer playoff.

Kommentare


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS