top of page

El Barça pasó a cuartos con sangre, sudor y lágrimas

El equipo azulgrana empezó con dominio en el juego, pero tuvo que remontar un partido, que Unionistas afrontó con mucha seriedad y que la segunda mitad fue un trámite para el Barcelona.


El FC Barcelona paso la eliminatoria de Copa del Rey con sangre, sudor y lágrimas. Aun dominando la primera mitad del partido, el Barça tuvo que ir a remolque del marcador y sobreponerse al gol por toda la escuadra de Álvaro Gómez que Ferran Torres igualo en los últimos minutos del primer tiempo. El conjunto local sufrió el cansancio de la intensidad impuesta en el primer tramo de partido y permitió que el Barça jugara con tranquilidad todo el segundo tiempo y sentenciara el partido en 10 minutos con los goles de Kounde y Balde.


El Barça salió dormido al partido ante Unionistas de Salamanca y casi lo aprovecho el conjunto dirigido por Dani Ponz para adelantarse a los 50 segundos de juego tras un disparo de Mario Losada que se fue cerca de la portería de Iñaki Peña. Tras el susto del inicio, el conjunto de Xavi Hernández tuvo el control del partido con mucha posesión y mucho pase interior, pero que la robusta defensa de Unionistas impedía cualquier mínima ocasión de peligro del conjunto culé. El partido iba teniendo mucha pausa hasta que en el minuto 21, el Barça tuvo la primera ocasión del partido a pies de Guiu tras recibir un centro dentro del área, Guiu remató de volea, golpeando en el suelo en primera instancia y la rechazo el portero de Unionistas para mandarla a córner. El dominio seguía siendo azulgrana, pero con poca ritmo de pelota y demasiado pase horizontal que no provocaba ningún miedo al conjunto entrenador por Dani Ponz. Un disparo tímido de Ferran Torres en el minuto 30, era de las pocas ocasiones que provocaba el Barça en toda la primera parte.


De la calma en el dominio del juego a la locura con el golazo por toda la escuadra de Álvaro Gómez, que poco pudo hacer Iñaki Peña y que ponía patas arribas la eliminatoria para el Barcelona. Unionistas mantenía su concentración y agresividad defensiva que dificultaban que los azulgranas pudieran crear ocasiones de peligro en la portería de Iván Martínez. Los minutos iban pasando y el Barça seguía por detrás en el marcador hasta que de un córner en contra, Ferran Torres, en el minuto 45, recogió el pase de João Félix y empató el partido con un 1 contra 1 ante el portero que el valenciano definió raso a la derecha del portero. Tras el empate, el partido se fue al descanso con muchas cosas a cambiar del equipo de Xavi Hernández.



La segunda parte tuvo menos intensidad que en la primera parte. Xavi hizo cambios en la defensa y substituyó a Christensen, que estuvo flojo en la primera mitad, por Pau Cubarsí. A los 9 minutos de la segunda mitad, Oriol Romeu tuvo una ocasión desde la frontal del área que la mando a lo alto del Reina Sofía. Los azulgranas seguían presionando la portería de Unionistas, y Xavi quiso revolucionar el partido dando entrada a Lewandowski, Gündogan y Pedri. En el minuto 60, el FC Barcelona se puso por delante en el marcador con un gran golpeo desde la frontal del área de Kounde que daba tranquilidad a los de Xavi Hernández. El Barça seguía creando ocasiones y dominando el juego y lograba el gol de la clasificación en el minuto 72, en la que Balde se creaba su propia jugada desde la banda y driblando a los defensas de Unionistas, anotaba un gran gol por la escuadra del palo corto del portero, que el travesaño se encargaba de introducir el balón al fondo de la portería.



En los últimos 10 minutos de partido, y con el Barça dominando a un Unionistas de Salamanca de capa caída, Xavi dio a minutos a Vitor Roque substituyendo a Ferran Torres. Él equipe azulgrana pudo ampliar el marcador con ocasiones de Gündogan y Lewandowski, pero sus tiros a puerta no tuvieron suficiente puntería. Unionistas no bajo los brazos y en el minuto 89 tuvo dos ocasiones de mucho peligro que Iñaki Peña despejo consecutivamente con muchos reflejos. El tramo final del partido tuvo pocas ocasiones y Unionistas se despidió de la Copa del Rey tras eliminar al Villarreal en dos días por los problemas en la iluminaria, pero que fue eliminado por el rey de copas, el FC Barcelona.

CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page