top of page

El Barça se queda sin la Final Four de la Euroliga

Quinto y último partido de los playoffs. El Palau Blaugrana ha sido el escenario del último encuentro entre Barça y Olympiacos por el pase a la Final Four de Berlín. Partido totalmente de infarto que ha acabado con una dolorosa derrota de los azulgranas tras un muy buen partido y despidiéndose así de la Final Four de Berlín. 

Barça Basket
Ricky Rubio, Jabari Parker, Rokas Jokubaitis y Abrines frente al Olympiacos. Fuente: FCB

Duelo de titanes en el Palau Blaugrana. Quinto partido de la eliminatoria y con todo por decidir, Barça y Olympiacos han llenado un Palau Blaugrana, más vibrante que nunca, en la lucha por la plaza de la Final Four de Berlín. 


Inicio del partido muy favorable para el Barça. Los azulgranas han salido al quinto partido con todo. Los puntos se han hecho de esperar y, finalmente, han sido los de Roger Grimau los encargados de abrir el marcador en el quinto partido de la eliminatoria. Además de eso, el equipo ha demostrado una excelente defensa, complicando al Olympiacos meterse en el partido desde un inicio. Los primeros minutos han sido bastante escasos de puntos, con los dos equipos muy metidos y luchando todos los balones. La defensa de los griegos también ha sido decisiva y se ha notado con un gorrazo de Fall a Kalinic. Para contrarrestar la situación ha aparecido Laprovittola. El azulgrana con dos triples consecutivos ha permitido a los azulgranas empezar a implantar distancias en el marcador. El contacto y la potencia han sido dos de las características de este primer cuarto. Mucha fuerza de los dos conjuntos que se nota por lo que están luchando. El Barça ha sabido mover el balón a la perfección e instalar su juego en pista, parte fundamental en el juego de los azulgranas para poder dominar el cuarto. La lucha de balón ha estado más presente que nunca y Ricky Rubio ha dejado una acción de lucha imperial. También, los azulgranas han conseguido bloquear el juego de Olympiacos y no permitirles hacer su juego más cómodo y de confianza. El dominio ha sido para el Barça, a pesar de la poca anotación que ha habido en el primer cuarto. Un inicio de partido espectacular y con un Palau Blaugrana vibrando con los azulgranas al máximo (12-9). 



Como era de esperar, la intensidad ha seguido presente en el segundo cuarto. Willy Hernangómez ha sido el encargado de abrir anotaciones en estos siguientes 10 minutos. El Barça ha seguido centrado en controlar el partido y llevarlo hasta su terreno. Un nuevo robo de pelota en este cuarto por parte de Abrines ha demostrado la determinación azulgrana. El que también ha aparecido ha sido Parker que ha sumado +2 para el conjunto catalán. El Olympiacos ha empezado este cuarto con poco acierto en el tiro, pero no ha durado mucho esta situación. Los griegos, poco a poco, se han ido metiendo en el partido con mucha más comodidad de la esperada por el Barça. El contacto ha seguido siendo uno de los protagonistas de la noche. Los dos equipos han estado más físicos que nunca. Ricky Rubio, con un nuevo robo, ha permitido que Jokubaitis se llevara el balón hasta la pista del Barça y anotar con un tremendo mate que ha levantado al Palau entero. La afición ha sido clave para los azulgranas. Olympiacos ha seguido mejorando en pista y ha aprovechado todo tipo de situaciones para anular al Barça. El equipo catalán se ha visto perjudicado por la anotación. El fallo ha sido determinante en este segundo cuarto y ha provocado que los griegos hayan recortado considerablemente la distancia en el marcador. Muchas jugadas muy disputadas por los dos equipos, con varios rebotes y pérdidas de balón que han beneficiado más al Olympiacos que al Barça. Los de Roger Grimau tienen que plantear este segundo tiempo de juego de otra forma para evitar que los griegos se acerquen de forma peligrosa y poder seguir manteniendo distancias en el marcador. Es más que necesario que el Barça siga dominando en pista y no deje perder cualquier ocasión para encaminar el partido hacia la victoria (25-27).



Segunda mitad del encuentro. Todo muy ajustado y el partido muy abierto para saber cuál será el que pase a la Final Four. Esta vez, los griegos han tomado la iniciativa y han intentado seguir sumando puntos en el marcador sin mucho éxito. El Barça, por su lado, ha seguido con la dinámica de robo de balones. Los azulgranas han tenido un partido espectacular en defensa y robo de balón. El tercer cuarto ha seguido con la dinámica de poca anotación. Olympiacos ha aprovechado desde el tiro de uno para ir sumando poco a poco a intentar superar a los azulgranas que han seguido estando por delante en el marcador. Jabari con una acción que ha terminado en falta, ha sido uno de los encargados de parar la buena dinámica de los griegos. El Barça ha luchado por los rebotes, tanto ofensivos como defensivos, ante la dinámica dura del partido. El cuarto ha tenido mucho contacto como los dos primeros. La lucha por la plaza ha estado más que presente en la pista del Palau. Una espectacular conexión entre Satoransky y Vesely ha permitido a Vesely deleitar al Palau con un mate que ha revolucionado a la afición. Laprovittola se ha sumado a la fiesta con un robo y Abrines con un triple, ha terminado de levantar a los aficionados. A pesar de todas estas buenas acciones del Barça, el Olympiacos se ha ido acercando peligrosamente en el marcador. La lucha de gigantes en pista ha podido beneficiar a los griegos en ciertas partes del cuarto. Además del fallo del Barça que ha determinado la situación. La fiesta ha seguido con un tapón de Vesely un mate de Jabari. A pesar del fallo del Barça, las acciones de los azulgranas han estado espectaculares y las defensas, como las de Ricky Rubio, han sido letales. A pesar de mostrar una buena cara, el Olympiacos ha sido capaz de recortar distancias y empatar el cuarto a falta de solo 10 minutos. Final de partido más que abierto en el Palau Blaugrana (40-40).


El Palau Blaugrana, más vivo que nunca, ha demostrado su espíritu en este último cuarto. Con la afición volcada en el equipo ha empezado el cuarto. El encargado de abrir el marcador en estos últimos 10 minutos ha sido Ricky Rubio. El catalán ha sido uno de los protagonistas de la noche sin duda alguna. La defensa y la fuerza del jugador han sido más que determinantes para el equipo. Tres puntos por encima han permitido al Barça mantener la calma e intentar remontar el partido a pesar de la adversidad. Los griegos no se lo han puesto fácil al Barça. Solo 1 punto por debajo han seguido luchando en pista. Una canasta de Willy ha dado una mínima tranquilidad a los de Roger Grimau. En la pista del Palau se han visto muchas acciones y mucho contacto, pero poca canasta. Los dos equipos han dado mucho más protagonismo al contacto físico que al sumar puntos en el marcador. Laprovittola, aprovechando dos tiros libres, ha anotado los dos puntos para empezar a crear una mínima distancia en el marcador. Un respiro bastante importante para el Barça a falta de 7 minutos de partido. La tranquilidad no ha durado mucho para los azulgranas, a pesar de haber mantenido la distancia un par de minutos. Un triple de McKissic, a falta de 5 minutos, ha adelantado al Olympiacos en el marcador por primera vez en todo el partido. La tensión y la desesperación se han instalado en el Palau. Abrines, otra de las figuras del partido, ha empatado el partido de infarto a poco más de 4 minutos para su final. A pesar de los esfuerzos en el Palau, por parte de los aficionados, a poco más de 3 minutos de terminar el partido, los azulgranas han demostrado su peor cara de todo el partido. Los de Roger Grimau han permitido al Olympiacos ir por delante en el marcador. Tiempo muerto y desesperación en el Palau. Aunque parecía todo perdido, los azulgranas han intentado remontar el partido gracias a un mate de Vesely y un tiro de Laprovittola. El último minuto de infarto ha puesto al Barça sobre las cuerdas para luchar por ese billete, pero todo se ha desvanecido tras una pérdida de balón de Laprovittola que ha puesto a los griegos a 5 a falta de 17 segundos. La esperanza era la única opción para el Barça. Dos tiros libres de Olympiacos han dejado totalmente fuera del partido al Barça. Un partido perdido en este último cuarto (56-63). 


Un partido donde el Barça se ha visto superado por errores cruciales y, sobre todo, por la falta de acierto. Todo perdido en los últimos minutos de encuentro que no han permitido a los azulgranas remontar el partido. El Barça dice adiós al billete que le permitía jugar la Final Four de Berlín.


Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page