top of page

El Bernabéu se rindió a Lamine Yamal

La exhibición del azulgrana hizo que el estadio madridista se pusiera en pie para aplaudirlo cuando fue sustituido. El extremo fue el mejor de un encuentro en el que el jugador del Barça eclipsó al que estaba llamado a ser el protagonista, Vinicius.



El auténtico duelo del España - Brasil tenía lugar en la misma banda: Vinicius y Lamine Yamal. Ambos a pierna cambiada y siendo la principal arma ofensiva de sendos equipos. Al igual que Raphinha, que se encontraba en el flanco diestro de Brasil. Sin embargo, el ex del Leeds tuvo que emplearse a fondo en tareas defensivas ante las subidas de Cucurella y las ayudas para tapar a Nico Williams


Lamine Yamal: No tardó ni diez segundos en recibir la primera falta; una entrada peligrosa para su tobillo, pero por fortuna el pisotón quedó en un susto. Además, en menos de cinco minutos ya probó suerte, aunque su disparo se marchó muy desviado. A los diez minutos logró que el árbitro picara y señalara un penalti que con el VAR se habría anulado. Gracias a sus regates para dejar atrás a los defensores, la pena máxima fue transformada por Rodri y éste ponía el 1-0. 



Era el que más peligro generaba y en el cuarto de hora ejecutaba su segundo tiro, pero no inquietó a Bento. El lado defendido por Wendell era una autopista para el canterano y éste era una pesadilla para la 'canarinha'. Con el 19 a la espalda, emuló a Messi en el Santiago Bernabéu con una jugada maradoniana antes de la media hora. 



Durante la segunda parte, el delantero estuvo menos participativo, pero de nuevo sería decisivo tras filtrar un magnífico pase a Carvajal, que terminó recibiendo otro penalti riguroso. La historia se repetía y Rodri sumaba el tercero de la Selección (3-2). Cada vez que Lamine Yamal tocaba el esférico, el feudo madridista quedaba asombrado. Al igual que Ronaldinho en su momento, fue ovacionado en la casa blanca y aplaudido cuando abandonó el césped en el 91'. 



Raphinha: Pagó el precario nivel de sus compañeros y apenas intervino en el juego durante el primer tiempo. Los brasileños defendían constantemente y el azulgrana no pudo lucir ni en ataque ni en la creación. De hecho, Dorival decidió sustituirlo para que entrara Endrick y éste marcaba el 2-2.


Cubarsí: A falta de diez minutos para el final, Luis de la Fuente lo llamó para relevar a Le Normand y acompañar a Laporte.


Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS