top of page
Traspaso
Mikel Merino
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
70%
Live.gif

AHORA

Traspaso
Nico Williams
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
82%
Live.gif

AHORA

Libre
Sergi Roberto
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
90%
Live.gif

AHORA

El debut de Gündogan y Oriol Romeu

El cuadro azulgrana se estrenó en esta pretemporada alineando a sus nuevas incorporaciones, ante un Arsenal más integrado que expuso la falta de rodaje de la línea defensiva catalana.


El puntapié inicial a la gira americana del FC Barcelona llegó finalmente la madrugada de este jueves. Tras la fallida realización del encuentro que mediría a los dirigidos por Xavi contra la Juventus el pasado fin de semana, producto de un cuadro viral gástrico presentado por varios elementos de la plantilla, la mesa estaba servida para rivalizar con los pupilos del entrenador Mikel Arteta.


Animador el año pasado de la competición inglesa en una electrizante batalla hasta el final contra el Manchester City, los "gunners" asumían este partido como parte de su preparación para confrontar a los de Pep Guardiola en breve por la final de la Community Shield. Tales antecedentes pronosticaban un choque no del todo amistoso desde la mirada de los ingleses y de atención para el equipo azulgrana, cuya mente estaba puesta en la idea de acumular minutos para sus jugadores, probar movimientos y crear sinergia al seno de sus filas, en especial de nuevas incorporaciones como Ilkay Gündogan y Oriol Romeu que transitan aún sus primeras horas de adaptación al ecosistema culé.

Gündogan disputando un balón contra los mediocampistas del Arsenal en su debut. Fuente: Manel Montilla / MD

Haciendo un análisis desapasionado del rendimiento de estos dos jugadores, parece justo decir que su aceptable presentación futbolística se añade el hecho de demostrar una actitud de involucramiento orgánico con las necesidades intrínsecas de sus posiciones. El técnico Xavi Hernández parece ver en Gündogan una suerte de extensión propia por aquellos años previos a su retiro, es decir, el llamado a ser líder indiscutible del mediocampo del Barça junto con Pedri González, ese activo de confianza, liderazgo y clase que asuma las riendas y trabaje a veces desde la salida del balón hasta posiciones de llegada como interior o mediapunta.


El partido del volante alemán de ascendencia turca no fue destacado, incluso por momentos se le vio algo errático en cuanto a su posicionamiento en el campo, más pendiente de las incursiones de jugadores como Ødegaard y el cierre de espacios. El el apartado ofensivo, se encontró en ciertas ocasiones de espaldas en salida de balón, con la presión alta de un Thomas Partey que hacía recordar sus andanzas en el Atlético de Madrid, o de Saliba saltando desde zaga. No obstante, en las pocas conducciones frontales se vio su constante interés en buscar la asociación con el número 8 azulgrana, quién desplegó tareas más de salida de balón en las primeras de cambio junto a Romeu.


Con frecuencia Gündogan buscaba trabajar a alturas distintas, generando pases diagonales que facilitaran la salida y desborde por los costados, algo en lo que Pedri ya destacó el año pasado. Le resultó arduo al ex capitán "citizen" asentarse en posiciones ofensivas y conectar con Robert Lewandowski, en parte mérito del cuadro londinense y su presión alta y en parte reflejo de su poco recorrido en el once.

Oriol Romeu durante un pasaje del primer tiempo contra el cuadro londinense. Fuente: Valentí Enrich / SPORT

El caso de Oriol Romeu no dista mucho de esta misma línea de toma de contacto inicial. Se rumoró durante la previa que el pivote habría sido uno de los jugadores afectados por el virus, por lo que no habría participado en horas altas de su condición física. Más allá de esto, se mostró comprometido con la marca en el bloque bajo o la presión alta en cancha contraria cuando el Barça lograba subir, consciente de su rol clave en el cierre de espacios por el centro y apoyos a los laterales, si bien es cierto que sufrió las arremetidas por momentos incontrolables de jugadores como Gabriel Jesús o Havertz.


Las dudas defensivas generadas por Dest y Marcos Alonso hacían presagiar por momentos lo peor y exigían coberturas amplias de los centrales Araújo y Christensen, lo cual dejaba a Romeu a expensas de los habilidosos delanteros del Arsenal y sus combinaciones por el centro. El mismo mediocentro, al término del encuentro, señalaría a la prensa su empeño por coger ritmo competitivo, encontrarse mejor en salida de balón con sus compañeros e interiorizar lo que Xavi le pide a nivel táctico, donde eventualmente será mariscal de campo para encontrar al hombre libre.


Las actuaciones de Gündogan y Romeu, puestas en perspectiva, generan sensaciones positivas y dejan espacio para el optimismo en el contexto de un equipo que apenas entra al campo a competir en esta pretemporada. El objetivo, más que incluso ganar, es probar jugadores, tácticas y estado de forma en la plantilla, como lo comentaría el propio entrenador azulgrana en rueda de prensa, algo en lo que estas dos nuevas incorporaciones ya comenzaron su andadura, y a quienes se asume serán piezas clave para el cuerpo técnico durante la venidera campaña.


留言