top of page

Fermín López, la mejor noticia del clásico

El centrocampista de 20 años ya es un habitual en el 11 inicial del primer equipo del FC Barcelona. Sus destacadas actuaciones en pretemporada revelaban un potencial futbolístico entonces no previsto por el cuerpo técnico, mismo que se ha ido consolidando con el pasar de los partidos a punta de esfuerzo, ímpetu y compromiso por parte del jugador de El Campillo, de lo mejor en el partido contra en Real Madrid.

La plaga de lesiones que viene acumulando el FC Barcelona desde agosto hacía presagiar un duro cierre de año para el club. La sensible baja de Pedri, a la que se sumaron las caídas no menores de futbolistas como Frenkie De Jong y Raphinha representaban un duro golpe a la planificación deportiva del staff, restando recursos y alternativas a los sistemas de juego disponibles al entrenador Xavi Hernández, especialmente desde el mediocampo. Pero es en los malos momentos donde, con frecuencia, emergen soluciones que en otro contexto no hubieran sido visibles o necesarias. Y es Fermín López quién simboliza de mejor manera esta irrupción en el Barça, convirtiéndose en un elemento que aporta fútbol, dinámica y presión, capitalizando como ningún otro las oportunidades de juego derivadas de las múltiples lesiones en la plantilla.

Fermín López
Fermín López celebrando una anotación. Fuente: DAZN

El ex jugador del Linares ha tenido una semana virtualmente demoledora en el capítulo ofensivo del cuadro culé, sumando movilidad, rupturas en profundidad, juego asociativo y capacidad goleadora, a veces desempeñándose como una especie de enganche o "falso 9" y otras generando juego desde el interior del campo. En los últimos tres compromisos del Barça en condición de local ha tenido actuaciones sobresalientes, en particular el pasado miércoles por Liga de Campeones contra el Shakhtar donde anotó y, recientemente, contra el Real Madrid, pese a la inesperada derrota. Fermín no sólo contribuyó en el plano ofensivo para amenazar la valla protegida por Kepa, con constantes diagonales y llegadas área, sino que se transformó en uno de los elementos de presión alta que justificó el dominio del Barça durante el primer tiempo, anulando a uno de los jugadores más experimentados del conjunto merengue, como lo es Toni Kroos.

De hecho, su salida del partido fue una de las razones por las que el equipo de Xavi desmejoró en el importante registro de la presión alta, replegándose atrás y facilitando la aparición de los remates a larga distancia de jugadores como Tchouaméni y Bellingham. El número 32 azulgrana acumula hasta ahora 9 partidos disputados por Liga y Champions, con 2 anotaciones y numerosas aportaciones no estadísticas en cuanto su compromiso a ambos lados del campo. Quizá su ímpetu sea una de los cosas aún por mejorar de su juego, pero al igual que ocurre con Gavi, su entrega debe valorarse desde la necesidad de construir identidad, carácter y fútbol en un club que pretende transitar hacia el futuro, de la mano de sus nuevos estandartes.

コメント


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS