top of page

Ilkay Gündogan, la fiabilidad alemana

El futbolista procedente del Manchester City llega al FC Barcelona siendo uno de los mejores centrocampistas del mundo. Se ha salido tanto con los skyblues, como con el Borussia de Dortmund. Gündogan se ha ganado ser el elegido de Xavi Hernández y su prolongación en el césped.


Gundogan con el trofeo de la Champions. Fuente: GettyImages

Un fichaje deseado


Finalmente, el Barça ha podido hacerse con los servicios de un jugador que ya sonó para vestir la camiseta azulgrana en 2015. De hecho, parece ser que el mediocampista se sometió a una revisión médica por parte del club para proceder al traspaso, pero su lesión de gravedad en la espalda lo impidió. Ese mismo verano, el FC Barcelona ficharía a Arda Turan en su lugar y ya se sabe el resultado...


La entidad blaugrana quedó prendada viendo las actuaciones del alemán de origen turco en la liga alemana. Jürgen Klopp armó un equipo eléctrico, vibrante, intenso, rápido y efectivo en Dortmund. Dentro de toda aquella vorágine de fútbol en transiciones y contraataques vertiginosos, ahí estaba Ilkay Gündogan, el orden dentro del caos. Jugando de doble pivote junto a Sebastian Kehl y por detrás de Mario Gotze, era el motor de un equipo que arrolló al Real Madrid en la Champions de 2013 y le arrebató el título de liga al mismísimo Bayern de Múnich en la temporada 2011/2012. El actual técnico del Liverpool utilizaba un 4-2-3-1 formando un triángulo en la medular donde Kehl destruía, Gündogan creaba, Gotze asistía...y Lewandowski marcaba.

Futbolista total


Pep Guardiola, después de padecer al temible combinado del Signal Iduna Park al mando del todopoderoso Bayern, marchó en 2016 rumbo a la Premier League y se llevó consigo a Gündogan, el primer fichaje del catalán con el Manchester City. El de Santpedor disfrutó de Joshua Kimmich en Alemania, de Xavi, Busquets e Iniesta en España y quiso añadir otra perla a su gran tesoro de futbolistas. Siete año después, Ilkay se ha proclamado campeón de la Champions League con los citizens. Junto a Rodri y De Bruyne, han formado el mejor centro del campo de Europa; logrando el triplete y arrollando sin piedad, pero con elegancia a los rivales que se han ido encontrando.


La nueva estrella culé llega en el mejor momento de su carrera a pesar de estar a punto de cumplir 33 años. Al pasar por manos de dos de los mejores entrenadores del panorama futbolístico como Klopp y Guardiola, el centrocampista ha absorbido una infinidad de conocimientos técnicos y tácticos. Primero en el Borussia de Dortmund, con la labor de crear en el doble pivote, hasta ser capaz de jugar de interior o de mediapunta con el Manchester City.


Con dos estilos muy diferentes; el primero de contragolpear y ser vértical, al segundo de dominar con la posesión de balón. Gündogan no solo consiguió adaptarse a ambos, sino que además brilló. Puede decirse que el Barça se ha hecho con un jugador inteligente en la toma de decisiones, preciso en el pase, hábil con ambas piernas, con buena lectura táctica, compromiso defensivo, llegada desde la segunda línea y gol.

Incorporación estratégica


Suma además experiencia internacional tanto en equipos de prestigio como en la selección alemana y cuenta con un amplio palmarés. Protagonista y pieza clave en los éxitos del City, tanto dentro como fuera del terreno de juego; el brazalete de capitán no le ha pesado en ningún momento al jugador germano. En un momento donde Piqué, Busquets y Alba han abandonado el club, el Barça necesita líderes y, junto a su compatriota Marc André Ter Stegen, será uno de los pesos pesados del vestuario.


Es evidente que sustituir a Sergio Busquets no será tarea sencilla para Xavi Hernández y con el fichaje del bávaro no se consigue un perfil como el de Badía. Sin embargo, en una temporada donde el técnico de Terrassa ha apostado en varias ocasiones con un centro del campo de cuatro jugadores (4-4-2), Gündogan podría jugar en un doble pivote junto a Frenkie De Jong. De esa forma, tanto el teutón como el holandés estarían respaldados el uno por el otro. Pedri y Gavi serían los dos interiores, Dembélé partiría de extremo por la derecha con libertad de movimientos y Lewandowski arriba.

También podría funcionar con el clásico 4-3-3 de extremos abiertos y jugando de interior tal y como ha hecho en el Manchester City. En la posición de 5 sería un recurso para salir jugando el balón desde atrás, pero no es un futbolista de contención como para ejercer de mediocentro defensivo único. En este momento Frenkie De Jong, al igual que en varias ocasiones con Países Bajos, sería el elegido para esa posición. El club está buscando en el mercado un futbolista de corte más defensivo, ya que no parece que Eric García sea la solución. Con el dilema entre Gavi o Raphinha, el comodín podría ser Pedri situado más adelantado y por dentro para las subidas de Alejandro Balde.

El 4-2-3-1 lo conoce de Klopp y podría ocupar cualquier posición (doble pivote, interior o mediapunta), pero es un sistema sin extremos en el cual Raphinha, Dembélé, Ferrán Torres ni Ansu tendrían hueco. Aún así, bendito problema para Xavi.





Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS