top of page

La polémica con Astralaga

El portero barcelonista se encaró con la grada de la Nova Creu Alta en el pasado compromiso del filial.


El pasado domingo, el guardameta vizcaíno realizó una de sus mejores partidos bajo palos. Sin embargo, tras el pitido final del colegiado y rebosante de adrenalina, decidió encararse con la afición del Centre d'Esports Sabadell.


En realidad, Ander Astralaga volvía a competir a lo grande: manteniendo la portería a cero. En efecto, después de más de dos meses sin competir (al ejercer de segundo portero del primer equipo por la lesión de Ter Stegen), volvió al Barça Atlètic y cuajó un partidazo. De hecho, fue el mejor del partido.



Con tres intervenciones de mérito, fue el protagonista de una contienda que su equipo no mereció ganar. Mediante paradas de mérito y saliendo vencedor de cualquier mano a mano, quizás estemos tratando de su mejor encuentro en categoría sénior, aunque sus gestos ante la afición arlequinada mancharon su gran actuación. Al momento de hacerlos, el staff liderado por Carlos Busquets se lo llevó al vestuario para que la situación no fuese a mayores. De modo que se perdió la celebración de sus compañeros con los cerca de cincuenta culés desplazados a tierras vallesanas.

Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page