top of page

Ousmane Dembélé, de vuelta a la ciudad condal

El jugador galo está a la espera que el Barça de luz verde a la operación y empezar su nuevo periplo en el conjunto parisino.




El futbolista tras no haber solucionado su fichaje al conjunto parisino a lo largo de este fin de semana, está citado y obligado a presentarse al entrenamiento vespertino de hoy. Acudirá como uno más de la plantilla porque es su deber mientras pertenezca a la disciplina azulgrana.


Todo apunta que en los próximos días se podrá llegar a un acuerdo que beneficie a los partes, desde dentro del club afirman que no desean que se demore demasiado dicha operación y parece que está habiendo ciertos problemas sobre el porcentaje del reparto de los 50 millones de euros que pagará el PSG próximamente.


Según como han puntualizado medios de comunicación como el Diario Sport y Mundo Deportivo, aun faltan detalles para poder desencallar este culebrón. Todavía en estos momentos se estarían deliberando asuntos de tipo burocráticos sobre la forma de pago, plazos, etc, y no más importante, sigue sin haber luz verde.


Mientras no se pongan de acuerdo los dirigentes blaugranas con los máximos mandatarios parisinos, Ousmane Dembélé por contrato sigue siendo jugador del FC Barcelona, por lo que legalmente el club le puede retener hasta el 21 de agosto con la Ligue 1 ya iniciada.


Sería una medida de presión clara para el de Évreux y para el PSG, dado que en apenas 6 días tienen su primer partido liguero contra el Lorient. El tiempo juega en contra del conjunto francés que están ansiosos por encontrar un remedio a esta situación interminable y no ven que vaya a llegar un desenlace final pronto.


El primer equipo culé se entrena esta misma tarde en la Ciutat Esportiva Joan Gamper tras unos días libres que había dado Xavi Hernández después de la gira americana y habrá que estar muy atentos si Ousmane aparacerá o no o si pudiera haber un acuerdo antes.


El FC Barcelona cree que ahora mismo no se dan los condicionantes necesarios que se establecieron estipulados por contrato para que el reparto de mitad y mitad (25 millones y 25 millones de euros). Como también se entiende que la oferta de renovación que propuso Moussa Sissoko hace unos pocos meses fue inaceptable e injusta, dado los grandes esfuerzos que ha hecho el club estos últimos años con el francés.


La salida de Dembélé ha cogido un poco por sorpresa a la entidad y a los técnicos en gran parte, ya que aprecian la gran calidad futbolística que atesora y que es un componente muy difícil de encontrar el mercado. Hay muy pocos jugadores en la actualidad que poseen esa habilidad para el 1vs1 y la capacidad para desbordar con facilidad a cualquier defensor que se ponga en su camino.






CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page