top of page

Barça-Osasuna: Ha vuelto el rey de Oriente

El próximo domingo se repetirá la final del año pasado en la Supercopa de España, ya que los azulgrana han conseguido superar al conjunto de Pamplona por 0-2. Lewandowski se reencuentra con el gol para encaminar el triunfo, Pedri vuelve a jugar y a enamorar con su calidad y Lamine Yamal sentencia el pase.


El FC Barcelona regresaba a Arabia Saudí, allí donde Araújo hablaba eufórico de una "nueva era". El charrúa era el reflejo de un barcelonismo ilusionado tras la exhibición frente al eterno rival. El título del año pasado supuso el punto de inflexión necesario para que los culés también se proclamaran campeones de liga. Sin embargo, los navarros se enfrentaban a un equipo necesitado de nuevo y sabedor de que el Real Madrid esperaba en la final. Con el cartel de favorito, clasificado sufriendo en Copa del Rey y a siete puntos del liderato liguero...los blaugrana no tenían margen de error. 



Con dudas sobre el juego y críticas a la actitud de ciertos jugadores como Joao Félix, Xavi Hernández decidió no arriesgar con Pedri y sacó al luso del once inicial. Ferran Torres volvía a la titularidad y Sergi Roberto despejó la duda entre él y un Fermín López que aguardaba en el banquillo. Pronto avisó el conjunto catalán y, a los cinco minutos, Christensen voleaba tras el rechace de un córner, pero Sergio Herrera despejaba el tiro. Aunque en la jugada siguiente, entre José Arnáiz y Budimir ponían el miedo en el cuerpo del Barça. El encuentro comenzó frenético y acto seguido, tanto Ferran Torres y Areso pudieron adelantar a los suyos respectivamente. 



En el minuto 12 llegaría la más clara hasta el momento; Robert Lewandowski recibía dentro del área, pero su disparo se topó con el guardameta rojillo. Después de un período de tregua, el polaco erraba a la media hora un cabezazo tras un saque de esquina. Cinco minutos más tarde, se chequeó una posible tarjeta roja en una entrada sobre Raphinha en la que el brasileño se marchaba sólo a la meta de Osasuna. Sin embargo, el VAR corroboró la amarilla señalada por el árbitro. 


El carioca estaba siendo el más desequilibrante del FC Barcelona, pero tuvo que abandonar el césped lesionado. Lamine Yamal entraba justo después de que Budimir perdonara el primero de los pamploneses. El ingreso del marroquí se notó de inmediato y creaba peligro con facilidad, pero el marcador no se movería al término de la primera mitad.



Sin embargo, en el 60', ésta vez Lewandowski no perdonaría y ponía el 0-1 gracias a una asistencia de Gündogan. Aún así, Xavi retiraba a Ferran Torres y a Sergi Roberto para que entraran Pedri y Joao Félix. A partir de ese momento, el Barça monopolizaba la posesión y el portugués tuvo el segundo, pero otra vez Herrera salvaba a su equipo. Iñaki Peña también tuvo que intervenir para atrapar el lanzamiento de un Budimir cada vez más cansado y solo en el ataque. 



El mediocentro canario blaugrana deleitaba a la grada y se adueñaba de la semifinal. Pero se llegaba a los últimos minutos y, como viene siendo costumbre, con la mínima renta. En el minuto 87, Raúl García mandaba muy lejos el último intento de Osasuna. Mientras que Lamine Yamal sentenciaba tras una jugada espectacular de Joao Félix (2-0). Los culés lograban el billete para reeditar la final del año pasado y defender el título de campeón contra el Real Madrid el próximo domingo.



Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS