top of page

¿Por qué Frenkie De Jong está descartado para jugar contra el Alavés?

El futbolista neerlándes, lesionado en la jornada 6 ante el Celta De Vigo, no acaba de tener buenas sensaciones dentro del proceso de recuperación de su tobillo derecho. Desde el club se maneja con precaución su retorno, al ser no sólo un jugador capital en el esquema del entrenador Xavi Hernández al que se necesita vuelva al 100%, sino también por haber estado con opciones de salir en mercados anteriores, lo cual dejó las relaciones algo tocadas entre las partes. Su inminente paternidad y el parón por las fechas FIFA también podrían ser factores que se valoran para retrasar su aparición hasta fines de noviembre.


Al presente parece no haber duda de que el FC Barcelona ha echado de menos al mejor Frenkie de Jong. El mediocampista de los Países Bajos venía marcando la que probablemente sea su mejor temporada desde que llegó a la entidad azulgrana en 2019, alcanzando su madurez tanto futbolística como personal a sus 26 años. La partida de Sergio Busquets habría un halo de dudas respecto al futuro del mediocentro del Barça, y especialmente de quién debería ser su "heredero". La incorporación de Oriol Romeu se planteaba como el soporte ideal para la explosión definitiva de De Jong, habituado a ser un "todocampista" en sus mejores momentos con el Ajax y la selección "orange". El efecto fue casi inmediato, y tras numerosos rumores sobre su posible salida en ventanas estivales los últimos años al no acabar de rendir, en la 2023-2024 venía siendo el líder indiscutible de la zona de volantes azulgrana, desplegando un juego omnipresente en los distintos apartados de la cancha, llegando incluso a abrir el debate de la posible "Frenkiedependencia" en la actualidad.

Frenkie De Jong
Frenkie De Jong esta temporada con el FC Barcelona. Fuente: SPORT

Y es que, desde su lesión en el choque contra Jonathan Bamba el pasado mes de septiembre en el partido disputado contra el Celta de Vigo, el Barça empezó a carburar menos en lo que respecta a gestación de fútbol, salida limpia de balón y una presión alta más consciente y ordenada, algo de lo que el equipo ha adolecido especialmente en los últimos dos partidos contra Real Sociedad y Shacktar. Incluso los registros estadísticos así lo señalan: con De Jong en el campo, el equipo estuvo invicto hasta septiembre (5-1-0), mientras que luego de su baja, el Barça acumula 5 victorias, 2 empates y 2 derrotas, así como sensaciones de descontrol en los partidos. En esta tesitura, el neerlandés parece no recuperarse del todo de aquella sindesmosis tibioperoneal distal de su tobillo derecho, y aunque desde el cuerpo técnico se esperaba que pudiera reaparecer ante el Alavés por la jornada 13 de la Liga, pensando en hacer rotaciones ante la baja de Gavi por acumulación de tarjetas o Gündogan por cantidad de minutos disputados, lo cierto es que todo apunta a que su vuelta a los terrenos se concretará para fines de noviembre, en el partido que enfrentará a los culés contra el Rayo Vallecano el próximo 25 de noviembre, tras el regreso de las fechas FIFA.


El Barça tiene claro que requiere con prontitud la reaparición de Frenkie de Jong, como una de las potenciales soluciones al mal momento que atraviesa el barco capitaneado por Xavi Hernández. Pero también es consciente de que apurarle sin estar al 100% sería un riesgo difícil de explicar en el futuro, en especial considerando que aún resta mucha temporada y el equipo depende de sí en todas las competiciones. El momento de las relaciones entre el futbolista y el club tampoco parecen ser las mejores, tras los rumores de su venta al Manchester United los últimos años por la delicada situación económica que atraviesa la institución, lo cual habría impedido que, de momento, se alcance incluso un acuerdo respecto a su renovación, que posibilite amortizar su alta ficha -la más alta de la plantilla- y distribuirlo mejor a través de los años. Por otra parte, el jugador nacido en Gorcum está a puertas de ser padre por estos días, lo cual sería otro factor que le mantiene concentrado en su familia y en asegurar una recuperación plena de sus molestias. Por tanto, todo indica que habrá que esperar hasta fines de noviembre, plazo en el que se cumplirán los 2 meses de baja, para tener en el césped al potente número 21 azulgrana.






留言


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS