top of page

Se agota el tiempo con Bernardo Silva

Los citizens no parecen dispuestos a desprenderse de una pieza fundamental para Pep Guardiola. Mientras el técnico abre las puertas a todos aquellos jugadores que no deseen permanecer en el club, la directiva celeste no escucha ofertas por el jugador. Aún así, el Barça sabe que la voluntad del futbolista es vestir de azulgrana.


El FC Barcelona no cesa en su empeño de seguir reforzando la plantilla y, además, satisfacer las peticiones de Xavi Hernández. El entrenador culé sueña con la llegada de Bernardo Silva al equipo, el cual supondría la guinda del pastel. El portugués es del interés de la entidad blaugrana desde la temporada anterior. Pero ahora su llegada parece más factible debido al título de la Champions League logrado el curso pasado por el Manchester City.

Después de alzarse con el trofeo de la máxima competición europea, el de Lisboa considera que ha llegado el momento de poner fin a su etapa con el City. De hecho, le habría comunicado al mismo Guardiola su intención de poner rumbo a la Ciudad Condal. El de Santpedor, después de perder frente al Arsenal en la Community Shield, reiteró que si un jugador no quería seguir bajo sus órdenes, era libre de marchar, siempre y cuando llegue una oferta interesante para la entidad británica.


Los del Etihad ya han rechazado dos propuestas de un PSG que se ha rendido tras las negativas recibidas. Sin embargo, el Barça, pese al primer intento fallido, no se da por vencido y seguirá intentando cerrar la operación, aunque consciente de que será tarea más que difícil. No parece que Bernardo Silva vaya a provocar un enfrentamiento contra los ingleses pidiendo salir públicamente y el actual campeón de la Premier exige más de 70 millones por él.


La primera oferta del FC Barcelona al Manchester City por el mediapunta consistía en una cesión de compra obligatoria por alrededor de 60 millones. Se trató de una propuesta de préstamo conjunta, en la que también se incluía la llegada de Joao Cancelo. Pero el conjunto inglés quiere cobrar el precio del traspaso este mismo verano para tratar de cubrir la hipotética marcha de Silva.


La entidad de Manchester vio como Riyad Mahrez fichó por el Al-Ahli, por lo que sus opciones para el extremo derecho se reducen a Bernardo Silva y al canterano Cole Palmer. De hecho, ya han sonado más nombres para los citizens: Kaoru Mitoma o Jérémy Doku. El belga también está en el punto de mira del Barça para sustituir la baja de Ousmane Dembélé.


La salida del 'mosquito' hace que la incorporación del futbolista del Manchester City sea casi una obligación. La plantilla ha quedado mermada en el flanco diestro con Raphinha como único extremo derecho nato. Aún así, el Barça necesita conseguir una venta elevada, y por ello, la operación se presenta prácticamente imposible. El sueño tanto del jugador como del FC Barcelona puede acaba con el luso resignado y renovando con los skyblues hasta 2025. De momento el futbolista continuará esperando, pero quiere zanjar su futuro antes del comienzo de la liga.

Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page