top of page

España hace los deberes

La Selección Española vence y se queda a tres puntos de los escoceses, con un partido menos de la clasificación del Grupo A. Gavi, Balde y Ferran Torres fueron titulares en una clara muestra de confianza por parte de Luis de la Fuente. La Roja se medía al líder del grupo y verdugo de la Selección en el partido de ida.

España comenzó con un ritmo electrizante y vertiginoso con la intención de vengarse. De hecho, en tan solo un minuto, Ferran Torres se quedó a milímetros de abrir el marcador. Álvaro Morata filtraba el balón para el extremo azulgrana y éste rozaba el palo visitante. Los mismos futbolistas serían protagonistas tan sólo dos minutos más tarde, pero ésta vez el blaugrana centraba desde el córner para el punta 'colchonero', pero el remate de cabeza se fue desviado.


Steve Clark ordenó replegar y juntar sus líneas en bloque bajo para impedir que los locales pudieran asociarse fácilmente. Se llegaba a los veinte minutos y el técnico británico lograba ralentizar la velocidad del juego español. La Selección controlaba la posesión, pero no conseguía profundidad y el entrenador riojano pedía amplitud a las bandas para generar espacios.


El sistema de 5-4-1 planteado por los escoceses dejaba con muy pocas opciones para generar peligro a los hispanos. Escocia no tenía intención de precipitarse al ataque y estaba cómoda con el desarrollo del partido. Todo pudo cambiar en el minuto 33 con la ocasión de Mikel Merino, pero su lanzamiento fue repelido por el palo. Los primeros 45 minutos terminaron con un resultado que jugaba a favor de los visitantes, los cuales manejaban el choque a su antojo.

Por ello, Luis de la Fuente realizaba una doble sustitución en el descanso: Balde y Oyarzabal por Fran García y Bryan Zaragoza. Tanto el lateral del Real Madrid como el atacante revelación del Granada debutaban y modificaban todo el flanco izquierdo de la primera mitad. El equipo mejoró ligeramente, pero cuando se llegaba a la hora de partido, fue McTominay quien avisaba con un tanto que fue anulado por fuera de juego posicional.


El único recurso ofensivo de la Selección eran los centros laterales buscando la cabeza de Morata. Y así fue precisamente como llegó el 1-0 en el minuto 73; centro de Jesús Navas desde la derecha y gol del ariete del Atlético de Madrid. Diez minutos más tarde, el goleador se marchaba ovacionado por el público de La Cartuja para que entrara Joselu. En la primera pelota que tocaba el recién ingresado, estuvo a punto de aumentar la diferencia en el luminoso. Y en el segundo balón, aprovechaba un error rival para asistir a Oihan Sancet y dejar sentenciado el partido (2-0).


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS

bottom of page