top of page

Shakhtar - Barça: Ni victoria ni mejora

El FC Barcelona no fue capaz de sellar el pase matemático a octavos de final debido a la derrota ante unos ucranianos que fueron superiores (1-0). A pesar de los cuatro relevos, los azulgrana apenas inquietaron al guardameta local, mientras que Ter Stegen y Araújo fueron los mejores del conjunto catalán.


Cuando el Barça oye hablar de Alemania, no se le vienen buenos recuerdos a la memoria. Aún se tienen presentes las derrotas aparatosas frente al Bayern de Múnich y el estrépito muy reciente contra el Eintracht de Frankfurt. Aún así, después de dos años con Xavi Hernández al mando, los azulgrana volvían a tierras germanas, pero para medirse al Shakhtar y con el pase a octavos muy encarrilado.


Cabe recordar que los ucranianos disputan sus partidos como local en Hamburgo, debido al conflicto bélico. Los de Marino Pusic llegaban tras caer en Montjuïc (2-1), y los culés lo hacían con dudas en el juego, pese a vencer en Anoeta. El técnico egarense ya dijo que el objetivo era superar la fase de grupos, después de terminar eliminados en Europa League las dos últimas temporadas.


Por ello, el míster blaugrana afrontaba el duelo consciente de la importancia de sumar los tres puntos y presentó un once de garantías. De hecho, los "mineros" arrancaron muy valientes: línea defensiva adelantada, salida de balón desde atrás y ataques verticales y rápidos en pocos pases.

El FC Barcelona dominaba la posesión y probaba fortuna desde la media distancia, pero los de Donetsk fueron quienes tuvieron la primera ocasión clara del choque. En el minuto 14, Ter Stegen tapó bien el primer palo y neutralizó el disparo a bocajarro de Matviyenko. Araújo y Christensen también eran determinantes en algunas jugadas de transición. Los locales buscaban la espalda de los centrales e intentaban aprovechar la velocidad de sus atacantes, pero tanto el charrúa como el danés se mostraron contundentes y expeditivos.


Newerton y Sikan complicaban a Joao Cancelo en la banda derecha y condicionaban las subidas del portugués. Aunque el primer gol de la tarde llegaría en el minuto 40 y por el lado contrario, después de una excelente combinación de los ucranianos. Una larga posesión del Shakhtar culminó en el 1-0, gracias al remate de cabeza de Sikan tras el centro de Gocholeishvili.

Los anfitriones estaban siendo superiores, se sentían cómodos sobre el césped y el resultado hacía justicia cuando el árbitro ponía punto y final a la primera parte. De hecho, a los dos minutos de la reanudación, de nuevo Gocholeishvili aparecía y obligaba a Ter Stegen a intervenir para evitar el segundo.


Aún así, el Barça crecía y forzaba a recular a un rival que retrasaba sus líneas, defendía en bloque y cerca de su propio área. Sin embargo, los contraataques del Shakhtar eran un incordio y otra vez Ter Stegen salvaba a los blaugrana. Ésta vez Sikan se topaba con el arquero bávaro y éste sostenía a los suyos.


Xavi necesitaba agitar el partido y, cuando se llegaba a la hora, realizó nada más y nada menos que cuatro sustituciones: Pedri, Balde, Lamine Yamal y Joao Félix por Oriol Romeu, Marcos Alonso, Raphinha y Ferran Torres. Con el ingreso de Joao Félix y Lamine Yamal, el FC Barcelona ganó mordiente en las bandas, pero el electrónico seguía sin moverse.


A falta de diez minutos, el entrenador culé agotaba los cambios y daba entrada a Fermín López por un Gavi que salía del campo exhausto. El partido pudo haberse sentenciado en el minuto 87, pero un fuera de juego milimétrico anuló el golazo de Newerton. Ésta vez no hubo épica y el resultado final fue 1-0, con un Barça que perdió y no logró mejorar la imagen de sus últimos encuentros.


Comentarios


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS