top of page

Un golazo de Lamine Yamal da la victoria al Barça frente el Mallorca (1-0)

El Barça saca los tres puntos gracias a la magia de Lamine Yamal en un duelo muy igualado contra un incómodo Mallorca. El canterano se ha inventado un golazo fantástico que permite al Barça dormir a cinco puntos del Real Madrid.


Para ganar un partido no hace falta una lluvia de ocasiones. A veces, basta con una genialidad para sellar los tres puntos. Y así lo hizo el Barça para tumbar el Mallorca. Un partido igualado, luchado y con un penalti fallado de Gündogan en la primera mitad. Pero en el tramo final del encuentro, Lamine Yamal sacó un pincel y dibujó una obra de arte. El delantero encaró hacia fuera, amagó con la derecha, se la cambió a la izquierda con elegancia y la clavó por la escuadra más alejada. Solo la fantasía de un niño podía inventar un gol tan mágico.


La victoria adquiere más valor teniendo en cuenta la grave plaga de lesiones que vive el equipo y que condicionó, y de que manera, el once inicial. Xavi Hernández tuvo que experimentar en el medio del campo, con una medular ‘Frankenstein’ con Christensen de pivote y la pareja Gündogan-Raphinia en los interiores. Con el Nápoles en la esquina, el staff reservó a Lewandowski y dio la oportunidad a Marc Guiu en la punta de ataque, mientras Vítor Roque volvería a empezar des del banquillo.


El Barça pudo adelantarse en el marcador tras un penalti de Copete sobre Raphinha. El VAR consideró infracción el pisotón en el tobillo del brasileño que le derribó. Gündogan cogió la responsabilidad, pero Rajkovic le adivinó las intenciones y aturó el inocente lanzamiento.


El Mallorca del veterano Javier Aguirre, con un planteamiento valiente, jugó de tú a tú, amenazando el área de Ter Stegen con las incursiones de Muriqui y Larin. Pero, enfrente, chocaron contra un inmenso Pau Cubarsí que, acompañado por Iñigo, frustraron todas las aproximaciones. El más pequeño de la clase tumbando a dos gigantescos muros. Otro partidazo del canterano.


El Barça controlaba el balón, pero era incapaz de generar peligro. Solo intimidaron el guardameta visitante con un tímido disparo de Joao Félix y un remate de Fermín, que sustituyó a un tocado Raphinha. El brasileño estaba renqueante tras la acción del penalti y pidió el cambio antes del descanso. Otra piedra en el camino.



La reanudación nos trajo el mismo guion de partido. Muriqui mandó un balón al travesaño, invalidado por fuera de juego. En el 57’, el travesaño resonó en la portería contraria tras un zurdazo de Lamine. El canterano estuvo cerca de romper la igualada. También la tuvo Gündogan después de una excelente dejada de Guiu. Faltaba acierto y Xavi, que seguía el partido desde la grada por sanción, puso más pólvora arriba.


Lewandowski y Roque entraron por Félix y Guiu. Con los cambios, el equipo puso una marcha más y embotelló el Mallorca en su área. Y, con el rival atrás, Lamine Yamal se fabricó una espectacular jugada en la frontal del área para romper las telarañas de la escuadra rival. Un auténtico golazo que el extremo quiso festejar con el enloquecido público de Montjuïc.


Sin sufrir en exceso, el Barça cerró el partido más cerca del 2-0 que del empate, pero el marcador no se movió. Así, el equipo recorta puntos a la espera que jueguen el Real Madrid y el Girona sus respectivos partidos y gana confianza para el decisivo duelo del próximo martes frente el Nápoles, que paralelamente empató a uno contra el Torino.


Comments


CONTENIDO PROMOCIONADO

ENTRADAS RELACIONADAS