top of page
Traspaso
Mikel Merino
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
70%
Live.gif

AHORA

Traspaso
Nico Williams
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
82%
Live.gif

AHORA

Libre
Sergi Roberto
FC-Barcelona.png
>>
FC-Barcelona.png
90%
Live.gif

AHORA

Barça - PSG: Fin de un sueño

El FC Barcelona cae derrotado y se despide de Europa a pesar de haberse puesto 4-2 en el global. Sin embargo, la expulsión de Araújo condicionó todo el encuentro y también la eliminatoria. El PSG aprovechó la superioridad y será equipo de semifinales.


Cinco años después, el Barça podía pasar página y clasificarse entre los cuatro finalistas de la Champions League. El destino quiso que fuese en Montjuïc y ante el último equipo que despachó a los azulgrana. Además, con el añadido del enfrentamiento de dos viejos amigos como Xavi y Luis Enrique en los banquillos. Pero otra vez los franceses saldrían victoriosos de la Ciudad Condal, gracias a una roja temprana que lo cambió todo.


En la ida, el técnico catalán ganó la partida táctica y encarrilaba la eliminatoria (2-3). Sin embargo, las bajas y recuperaciones en ambos conjuntos, provocaban cambios en los onces. Por parte de los culés, Pedri volvía a la titularidad y componía el centro del campo con Frenkie De Jong y Gündogan



Las ausencias de Christensen y Sergi Roberto hacían previsible la apuesta. Por su lado, el entrenador asturiano aprendía la lección y sentaba a Kang-In Lee y a Asensio en lugar de Barcola y Zaïre-Emery. Aún así, al igual que en el 'Parque de los Príncipes', los primeros diez minutos fueron de dominio francés. 


Pero como si se tratara de un déjà vu, Raphinha volvía a abrir la lata tras un centro de Lamine Yamal, en el 11' de partido. El brasileño hacía enloquecer a la grada y asestaba un golpe casi definitivo al PSG. De todos modos, Lewandowski quería el suyo y a los veinte minutos a punto estuvo de abrir todavía más la herida parisina. 



Antes de la media hora, aparecía Mbappé, pero tanto Ter Stegen como Koundé desbarataron sus remates. Lo que no pudo evitar el FC Barcelona es que Araújo fuese expulsado por un lance con Barcola cuando el delantero se marchaba sólo a portería. Xavi tuvo que reaccionar para reforzar la defensa y Lamine Yamal era el damnificado. 


Iñigo Martínez entraba sin apenas calentar y todo iría peor cuando Dembélé empataba la contienda (1-1). Otra vez Barcola era protagonista y asistía al 'mosquito' que remató de primeras en el segundo palo. Los visitantes crecían antes del descanso y Vitinha lo probaba sin fortuna. La ley del ex casi se duplica y el autor del tanto galo estuvo a centímetros de anotar. Menos mal que el colegiado puso punto y final a un primer tiempo en el que pasó absolutamente de todo.


Dembélé
Dembélé se olvidó de su pasado. Fuente: Foto de archivo

Aunque tras la reanudación, un extraño confundió a Ter Stegen y Achraf Hakimi casi logra batirlo. En el 51', Fabián Ruiz lamía el poste; si la segunda parte iba a ser así, el partido se haría muy largo. De hecho, los presagios auguraban lo peor y Vitinha igualaba el cruce (1-2). Acto seguido, Gündogan pudo remediarlo, pero la madera detuvo la reacción. Pero para gesto desmesurado, el de un Xavi Hernández que fue expulsado por una protesta enérgica. 


No sería el único en perder los papeles y Cancelo erraba al cometer un penalti clamoroso sobre Dembélé. Aunque ésta vez Mbappé no iba a perdonar y transformaba el 1-3. Ante la necesidad de marcar, Ferran Torres sustituía a Pedri. El reloj seguía corriendo y se alcanzaban los últimos veinte minutos mientras el PSG gestionaba la renta. 


En el 72', Lewandowski puso en aprietos a Donnarumma, pero el italiano blocaba el gran lanzamiento del ariete. Raphinha también gozó de una ocasión peligrosa y el FC Barcelona empezaba a creer. Luis Enrique quería contener el ímpetu y realizaba un triple cambio. Mientras Joao Félix y Fermín relevaban a Frenkie De Jong y Cancelo. 


No quedaba otra que sumar delanteros en busca de la hazaña. Montjuïc era una caldera...pero Mbappé, la apagó (1-4). El estadio enmudeció al presenciar el gol cuando aún había esperanzas. Las caras de los jugadores y espectadores reflejaban una auténtica desolación en llanto hasta que por fin terminó otra pesadilla europea.


Comments